Acercamiento y tono

siluetas de dos hombres y dos mujeres en negro unidos entre sus corazones a través de una línea.
Imagen de succo, Pixabay

Una vez construido el mensaje y las emociones que deseas despertar con tu contenido, debes esforzarte en cómo hacer que las personas lo entiendan y sea atractivo para ellas.

Primero, estudia y analiza a tu audiencia, pues deberás guiarla a través del mensaje para que esta no se pierda, En algunos casos la audiencia se encargará de terminar tu mensaje en su cabeza y lo interpretará según su contexto.

Abarcar a mucho tipo de audiencia, con gustos y preferencias muy variados, complicará las cosas a la hora de generar contenido. Te sugiero entonces, seleccionar un público objetivo y observa qué le gusta, cómo habla, dónde está y qué tipo de temas le parecen relevantes.

No intentes explicar en términos muy académicos a niños de 9 a 15 años el concepto de fusión nuclear. Transforma el mensaje de forma simple con un acercamiento y tono adecuado; puedes echar mano del humor para hacerlo más entretenido.

Ejemplo

Fusión nuclear según Wikipedia

En física nuclear, la  fusión nuclear es un proceso en el cual varios núcleos atómicos de carga similar se unen y forman un núcleo más pesado. Simultáneamente se libera o absorbe una gran cantidad de energía, que permite a la materia entrar en un estado plasmático.

Fusión nuclear adaptado

Goten y Trunks siendo niños, le ocasionaron muchos problemas a Buu gracias a su procesos de fusión, donde unen sus energías.

¿Notas la diferencia? Debes construir un mensaje a la audiencia relacionado con aspectos de su vida diaria, háblales como ellos hablan para que se sientan identificados. Así, digieren el contenido fácilmente y se concentran en interpretarlo y sentirlo.

Tener un acercamiento y tono adecuado te brinda muchas ventajas. Primero, tu audiencia se sentirá mucho más cercana a tu marca o producto y por otro lado aumentarás la posibilidad de que compartan tus contenidos con otras personas que piensen y sientan de forma similar.