Obsolescencia programada: qué es, tipos y formas

La Obsolescencia programada es un fenómeno que se viene presentando desde finales del siglo XX y cogió fuerza iniciando este siglo XXI, ¿Es algo bueno?

Para cuando usted haya leído este artículo, quizá ya se han desarrollado miles de aplicaciones móviles, se han introducido nuevos dispositivos electrónicos al mercado y hasta de pronto se han creado nuevos sistemas operativos.

Pero. ¿Qué es la Obsolescencia programada?

Es una realidad que en esta era de la información, la tecnología se desarrolla a velocidades apocalípticas, lo que hace que un objeto que funciona correctamente hoy, hace que funcione con deficiencias el día de mañana.

Así que se entiende a “Obsolescencia Programada”, como la capacidad que tiene un fabricante de un producto en reducir su ciclo de vida útil y así obligar al consumidor a adquirir otro similar.

Vance Packard es un pionero en estudiar este fenómeno y en su libro The Waste Makers identifica tres tipos existentes de obsolescencia programada:

Obsolescencia de función

Cuando un producto se es sustituido por otro con capacidades y características superiores.

Obsolescencia de calidad

Este tipo se presenta, cuando el producto debe ser cambiado por mal funcionamiento programado.

Obsolescencia de deseo

Se presenta, cuando un producto es sustituido por otro por cuestiones de moda. Este es el más común, pues sabiendo aún que el producto sigue siendo completamente funcional, se persuade al consumidor con el fin de que este compre el nuevo modelo, motivando su sustitución.

Vance Packard también expresa tres formas de obsolescencia programada:

Obsolescencia incorporada

Es la forma más controversial y podría considerarse un delito. Pues esta forma le produce un perjuicio económico al consumidor, por el hecho de que el producto no dura o no supera las expectativas de disponibilidad y de calidad.

Obsolescencia psicológica

Es la influencia que ejerce el productor al consumidor, con el fin de que adquiera el nuevo producto, argumentando que el anterior ya es anticuado y el nuevo es mejor. Es común en los bienes de moda y de consumo.

Obsolescencia tecnológica

Esta tiene que ver con la actualización continua de productos tecnológicos como software y dispositivos electrónicos de telefonía móvil y comunicaciones.

La obsolescencia programada es quizá un fenómeno que genera mucha controversia en esta era de la información, su impacto negativo respecto al medio ambiente y otros vinculados con la sociedad de consumo, hacen que este fenómeno no sea muy bien visto por gran parte de personas en el mundo. Sin embargo, el constante avance tecnológico y la creación de nuevos dispositivos electrónicos, son necesarios y finalmente el consumidor, es el único que tiene la palabra final, a la hora de adquirir un nuevo producto basándose en sus necesidades de uso.

Obsolescencia programada: qué es, tipos y formas
Share this

Subscribe to Esteban con Gafas