/ Denuncia ciudadana

Denuncia ciudadana: Maltrato Animal e irrespeto a transeúntes en las obras del Tranvía de Ayacucho.

Ayer un perro callejero, fue maltratado por un obrero de la construcción de las líneas del tranvía de Ayacucho. Al ver lo que había sucedido, me salí de la ropa y discutí con ellos.

Ayer en la tarde iba a encontrarme con un amigo en el centro de mi ciudad, iban siendo las 2 pm y justamente iba transitando a través de las enredadas redes peatonales y justo después vi el caso de maltrato animal.

Ya había terminado de pasar por el sendero peatonal y terminé en la mitad de la vía en construcción; de un momento a otro, sentí un bullicio que llamó de inmediato mi atención. Fui a mirar a mi derecha y vi que un perro habitante de la calle, de raza criolla a la cual se me parecía un Labrador, cruzó rápidamente la calle y vi el instante exacto en el que un trabajador de la obra, recoge una piedra (de esas que trituran para mezclar con material) y se la tira al perro que ya estaba a unos 7 metros de distancia y lo golpea en la parte de las costillas del animal.

Volvía a mirar a observar qué había ocurrido, y resulta que el animal había pisoteado una loza de cemento fresco, y por tal razón, el obrero en reproche por la actitud del perro, se igualó con el y le tiró una piedra.

No soy el más animalista del mundo, pero esa actitud que tomó el obrero me dejó indignado y me sacó de ropas.

Lleno de rabia pero sin actuar de forma grosera o provocante, me dirigí hacia el obrero que tiró la piedra, le pregunté: “Hermano ¿Por qué le tiró la piedra al perrito?, me levantó la mano como diciéndome que eso no es asunto suyo y otro obrero me respondió: “Es que mire lo que hizo” señalándome la pisoteada mezcla. En ese instante, el obrero que se igualó con un perro me respondió: “Es que ¿Usted sabe todo lo que hay que hacer para volverlo a arreglar?” (No en un lenguaje cordial), le respondí: “No sé, pero no tenías por qué tirarle la piedra al perrito”.

No contento con la actitud de los obreros pregunté por el supervisor, un tío (porque era Español) que me trató de una manera muy amable y a quién le conté todo lo que pasó. Nos dirigimos de nuevo hacia donde se encontraban el grupo de obreros para él conocer qué era lo que había ocurrido. En ese instante se acercó más gente, discutimos nuevamente la actitud de maltrato animal que presencié y se acercó un vigilante de la obra quien me habló con tono desafiante diciéndome: “¿Usted es el dueño del perro?”, le respondí: “No” y me respondió de nuevo: “Entonces que está haciendo aquí”. Yo le dije: “Cómo así, si se trata de un perro callejero que no piensa como nosotros, o ¿a usted le gustaría que yo le golpeara con una piedra, porque usted pisó accidentalmente y sin saber, cemento fresco en la acera de mi casa?”, se quedó en silencio.

En fin, por un rato se siguió la discusión, me ensucié los tenis que tenía puestos y llegué tarde a la reunión con mi amigo. Sin embargo el Supervisor me pidió disculpas, justificando la actitud de sus obreros a cargo, argumentando que esa es la actitud que toman debido al estrés de la labor. Argumento con el que no estoy de acuerdo, porque ese tipo de accidentes que ocurren en el trabajo, no deben desencadenar ese tipo de actitudes.

Esto que viví ayer, rebasó la copa y públicamente deseo denunciar lo siguiente:

Yo ando mucho el centro y paso mucho por esa zona, especialmente para ir a Raza a tomarme un café después del trabajo.

En la zona de construcción del Tranvía Ayacucho he observado varias veces mucha falta de respeto de los obreros hacia los transeúntes y en este caso a Animales. He observado que hacen bromas con las personas que pasan, bromas tontas como pegar monedas y billetes falsos en el piso para reírse del acto normal de la persona agacharse e intentar recoger el billete. He observado también que tratan a las mujeres con el lenguaje típico de todo obrero. Y además actúan de forma muy irrespetuosa con la comunidad LGBTI y algún “bicho raro” que pasa por ahí.

Hago esta denuncia, porque los “Paisas” como nos conocen aquí, somos personas que vivimos orgullosos de todo lo que hacemos y tenemos. Y a pesar de que algunos cuantos no actúen de la mejor manera, mi deseo es hacer esta denuncia pública, para que este tipo de situaciones no vuelvan a ocurrir y no empañen lo que con tanto orgullo y nuestros impuestos estamos construyendo.

A mi me gustaría que esta denuncia llegara al Metro de Medellín, me gustaría que lo pudieras compartir con tus contactos en las redes sociales para que genere gran impacto y ¿por qué no? Hasta recoger un grupo de quejas, relacionadas con la falta de respeto de los trabajadores de la obra hacia los transeúntes de la zona.

Gracias por leer, y nuevamente te agradecería si lo pudieras compartir.

Denuncia ciudadana: Maltrato Animal e irrespeto a transeúntes en las obras del Tranvía de Ayacucho.
Share this

Subscribe to Esteban con Gafas