/ Internet de las cosas

La conectividad a Internet a nivel mundial está llegando a su límite

La alta demanda de los servicios de tipo streaming y el aumento de las personas que acceden a la red, están haciendo que la conectividad a Internet esté llegando a su capacidad máxima.

Un grupo de científicos, profesores e ingenieros de la computación se reunieron en la Royal Society de Londres para debatir la manera de dar solución a este problema.

Teóricamente se calcula, que el límite de conectividad a Internet de 100 terabits por segundo se alcanzará en menos de 5 años, cifra alarmante, teniendo en cuenta que apenas estamos entrando en la edad de oro, de todos esos nuevos servicios de última generación de streaming de audio y video, cuyas compañías proveedoras de ese tipo de contenidos actualmente, se encuentran en una guerra campal sin algún tipo de piedad, por obtener la tajada más grande del pastel.

La libre competencia, los bajos costos y el cebo de “vea gratis”, “escuche gratis” para posteriormente adquirir contenidos exclusivos por suscripción, están llevando a la** conectividad a Internet** al colapso por saturación. Y es que ni siquiera se han empezado a ofrecer los servicios de streaming de video de tipo 4k y 8k, y apenas se están empezando a ver cosas interconectadas a través de internet, ni mucho menos la prometedora realidad virtual, la cual se sabe que algún día llegará. Así que la situación si es preocupante.

Este problema me ha ayudado a confirmar, que los avances de infraestructura para la conectividad a Internet y los avances de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) no están en sincronía con la demanda, ni mucho menos entre ellas mismas. Más parece, que las compañías se están concentrando más en la comida que en cómo servirla y esto les generará grandes pérdidas si no amplían el pasillo para que pase todo ese flujo de información.

Antes el problema se trataba de cobertura, y entonces el 3 de febrero de 2011 se presentó un nuevo protocolo de conectividad a Internet: la IPv6, que reemplazará la IPv4 que actualmente es por la que se conectan la mayoría de dispositivos a internet y no es suficiente para garantizar la conectividad a Internet a cada persona o dispositivo en el mundo.

Pero volviendo a la reunión de este grupo de científicos, ellos han manifestado que la solución a este problema puede tener las siguientes salidas:

  • Aumentar la fuerza de la luz de los cables de fibra óptica tras atlánticos que mantienen la conectividad a Internet. Se dice que es viable y factible, pero debe hacerse con mucho cuidado para no dañar la señal.
  • Mejoramiento de algoritmos que limpien el ruido de la transmisión de datos.
  • Instalar más cables de transmisión y generar nuevos centros de datos para emitir señales al mismo tiempo. Esta solución es viable, pero no factible por su alto costo y no solucionaría nada, porque solamente se están añadiendo más cables de fibra óptica.

La mala noticia es que el grupo de científicos aún no ha llegado a un consenso respecto a elegir una solución eficiente para este problema.

Una solución que yo propondría, sería filtrar la información que navega a través de internet y proponer que diseñen un algoritmo (porque yo no lo haría) que le dé prioridad a contenidos de alta calidad y rezagar cerca del 90% de contenidos basura, Spam y Malware existente en la Red.

Fuente: NewScientist

La conectividad a Internet a nivel mundial está llegando a su límite
Share this

Subscribe to Esteban con Gafas